"Justo Poe", seudónimo del poeta Frank Ruffino

"Justo Poe", seudónimo del poeta Frank Ruffino
"Justo Poe", seudónimo del poeta español-costarricense Frank Ruffino. Imagen: mayo 2011. También se le conoce como "Poeta Santos Paniagua".

sábado, 3 de julio de 2010

El "antipoema prosaico" que causó polémica













Aquí reproduzco del blog "Poeta Frank Ruffino" un texto de extrema franqueza y que causó gran polémica en la bloguesfera tica y entre poetas de varios países, principalmente España, pues Ruffino presenta la crudeza del panorama poético de hoy en día, y porqué no, de otros géneros literarios. Pueden leer su publicación original y comentarios en el blog de este vate español nacido en Costa Rica en la siguiente dirección: http://poetafrankruffino.blogspot.com/2010/04/antipoema-prosaico-entrevista-al-poeta_9270.html

Justo Poe.






El reconocido poeta Laureano Albán enseña sus tomos de "Enciclopedia de Maravillas".










Frank Ruffino declamando en 2002 durante la presentación de uno de sus poemarios.











ANTIPOEMA PROSAICO: ENTREVISTA AL POETA DE HOY


al bardo Humberto Garza

Reportero: -¿Es usted familia del delfín?

Poeta: -Bueno, no precisamente, pero mi alma mide 11 campos de futbol.

R: -… ¿Entonces en esa mega cancha juegan los mejores equipos y se lucen las actuales luminarias?

P: -La extensión es una imagen, pero si solicitaran mi infraestructura para realizar el campeonato mundial con gusto la cedería a la Humanidad.

R: -¿Y en dónde albergaría sus poemas mientras los fanáticos abarrotan su grandiosidad de alma?

P: -Por el momento van de viaje; de todos modos desde hace lustros andan fastidiados y necesitan un
relax, repensar las cosas, replantearse su vocación...

R: -Ah, comprendo…Usted alquila su alma como una cancha de futbol cinco.

P: -Bueno, en mi
Náralit decimos que la necesidad tiene cara de perro. No puede uno pretender subsistir a pura poesía. Es más, la mayoría de vates asumen el costo de impresión de sus libros, después ofrecen sobornos e intimidan para que los lean.

R: -Si de algo no pueden quejarse los de su cofradía es que cuentan con una miríada de certámenes poéticos internacionales y en esta industria España es su capital.

P: -Sí, yo he mordido algo de esto.

R: -Mordido… ¿son familia los poetas de las hienas? Disculpe tan fea comparación, es que los crecientes rumores…

P: -Primos segundos no más. Aún no he podido agarrar un buen hueso. A través del internet unos hacen mucho
lobby con la créme de la créme cultural de los países, mas éstos apenas si pellejos dejan a los poetas de la periferia. La situación espeluzna y deprime. Mire mis cicatrices: bitácora de vuelo libre, a lo que salga con garras y colmillos.

R: -Qué duro, qué panorama! ¿Pero es su caso específico así de patético?

P: -Bueno, estoy dentro del panorama, no puedo sustraérmele. Imagino que soy como todas.

R: -¿Todas?

P: -Por la primada con las mentadas fieras…

R: -Ah. Pero, volvemos al principio: los delfines son más naturales, no se desgañitan por ser famosos, y vea usted, aparecen a cada instante en la tv, internet, videos, periódicos, calcomanías, llaveros, camisetas... realizan impecables y sublimes acrobacias y hasta establecen clínicas donde hacen las veces de fisioterapeutas, sicólogos y curan o alivian enfermedades que la ciencia médica no puede tratar exitosamente. Tan místicos embajadores de la buena voluntad que resulta imposible no amar estos genios del mar!

P: -Efectivamente, más nobles y exitosos que los poetas de esta tierra. Acepto eso. Los delfines saben que son las estrellas de la actualidad.

R: -Qué sucedería si a empellones encerramos a usted y a todos los de su especie en una jaula y el mundo los ignora por una semana: cero publicaciones, cero alabanzas, cero infladas de ego gratuitas, cero recitales de verso libertino, cero festivales, cero concursos, cero premios...

P: -No sé el desenlace. Solo introduzca su brazo entre los barrotes tratando de sobar el lomo de alguno de nosotros. La prueba es gratis…

R: -En ese caso prefiero una película de Alfred Hitchcock, menos
suspense.

P: -Usted fue el del ejemplo. Es mejor no confrontar a los poetas de hoy. Uno no sabe qué reacción pueda suscitarse después de semejante
reality show tras desenmascararnos.

R: -Por último: En Costa Rica uno de su tribu deseaba ganarse el Nobel de Literatura…

P: -Amigo, amigo, amigo… deseos son deseos y la mayoría de ahí no pasan. Mi desiderata desde niño es procurar establecer algún encuentro alienígena del tercer tipo, aunque sea lo mínimo, un “hola poeta, aquí estamos”. Y míreme, cada vez peor: hasta el contacto humano me están negando!

R: -Pero este bardo tico fue épico: compuso enciclopedias de maravillosos versos para terminar de convencer a los duros pingüinos de la Academia Sueca. ¿Qué pudo pasar?

P: -No sé si será la versión oficial, mas cuentan que un día
Laureado leía al pie de su biblioteca (pletórica de sus libros y pesados trofeos) y desde arriba cedió una tabla…, precisamente esa que sostenía sus dos maravillosos tomos de wikipedias. No murió, pero la parte del cerebro donde se localiza ganas e ínfulas se vio seriamente afectada. Ahora es como un niño, no recuerda ni ambiciona nada.

©Autor: Frank Ruffino, texto inédito de "Antipoemas", 24 de abril de 2010.

30 comentarios:

  1. Gracias, Justo Poe, que uno viene aquí a su blog y, diay, sale uno más ilustradito que esos ilustrados tan ricos y rojizos de las panaderías.

    ResponderEliminar
  2. Me gustan los poetas con carácter y personalidad.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Rosa: Bienvenida a este espacio. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. William: Gracias por apreciar este nuevo espacio. Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Estimado Justo:

    Duro panorama para los poetas de hoy en día, sobre todo los que no están dentro de la danza de los premios, las editoriales y los cenáculos literarios.

    Besos,
    María Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por comprender el panorama, aunque los créditos los tiene el poeta Frank Ruffino por texto tan esclarecedor. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Justo Poe:

    Gracias por la reproducción.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank.

    ResponderEliminar
  8. Estimado justiciapoética: ya había leído el antipoema de Frank Ruffino, en aquella ocasión creo que no opine nada, pues desde que abrí mi blog, ya había escrito un artículo sobre el trascendentalismo. Por otro lado, reconozco que Frank es un excelente poeta, y este antipoema prosaico es una muestra de su maravilloso trabajo.
    Saludos!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Cristian Marcelo: lo mismo tú: he ido a vuestro blog y el trabajo tuyo es uno de los más acabados del mundo poético costarricense.

    Abrazos,

    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  10. Hay que ser rompedor, pero despuñes hay que tener los huevos de aguantar el chaparrón...




    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Chaparrón no es nada mi amigo Hiperión: siempre me veo en el ojo del huracán.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  12. No entiendo lo de la polémica.
    Porqué?
    La gente está muy aburrida o tiene la piel muy fina.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Este antipoema prosaico de Frank Ruffino se publicó en su blog y suscitó su polémica en la sección de comentarios pues lo que trata este vate es una realidad: los certamenes, publicaciones y otras actividades poéticas como los festivales, en su mayoría están copados por los mismos grupos o cenáculos literarios. En los premios, mafia a granel.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  14. ¿Cuáles son tus contradicciones?
    ...........

    sé que no debería preguntarte esto pero mis propia naturaleza contradictoria me empuja a ello.
    Besos contradictorios

    ResponderEliminar
  15. Amiga:

    Mi naturaleza humana me hace un ser extremadamente contradictorio.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  16. Leyendo el comentario anterior puedo agregar algo, " lo que hace de Ud., un ser extremadamente humano".

    Respecto al poeta Frank Ruffino es poco lo que pueda decir , ya que lo admiro profundamente y me gusta su manera de ir al frente especialmente cuando trata temas como el que reproduce aquí.

    Besos para tí
    REM

    ResponderEliminar
  17. Amiga: Gracias por secundar mis comentarios y el texto de mi buen amigo Frank Ruffino.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  18. Grxs por tus cálidas palabras y estoy casi en un todo de acuerdo con vos sólo difiero en algo, si del otro lado "hay" alguien que nos contiene, nos "escucha" .... nunca estaremos del todo solos.

    Besos desde el Sur.
    REM

    ResponderEliminar
  19. Rem:

    Consuela pensar eso, mas así no trabaja mi cerebro: no hay ningún lado ni nadie mandándonos nada. Todo está en nosotros. Así opino, pero respeto tu valiosa opinión.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  20. Su blog, efectivamente, es acto de justicia poética. ¿Es lo mismo poesía justiciera?

    ResponderEliminar
  21. William:

    No, poesía justiciera suena aplicar justicia a la fuerza. Aquí solo justicia poética hay sin tanta necesidad de aplicar la ley.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  22. En estos días que se polemiza por todo, es vital que dejen, al menos, en paz a la poesía, que, en poesía, hay alma para todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. Trini Poetisa: Hasta ahorita me entero de tu comentario. Es cierto lo que dices, entonces, este texto de Ruffino tiene cabida, "pues en poesía, hay alma para todo".

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  24. Justo Poe
    ¡qué despistado usted!
    La dama por la cual usted me preguntó la otra vez, vino a mi blog y dejó el correo electrónico de ella, ¿se dio cuenta? No recuerdo en cuál entrada fue, creo que en la de la película costarricense "El Sanatorio". No se duerma, amigo, que camarón que se duerme, se lo lleva la corriente. Es el primer comentario de esa entrada.

    ResponderEliminar
  25. Gracias estimado William: soy tan despistado que hasta ahora me entero de la situación.

    Abrazos,
    Justo Poe.

    ResponderEliminar
  26. Estimado Justo Poe,
    que gusto estar de nuevo por aquí, en esta oportunidad vengo a agradeder el comentario que ha dejado en mi blog sobre esa gran poetisa y artista que fue(?) Ma. Elena Walsh.
    Por favor hágale extensivo este mensaje al poeta Frank Ruffino.

    Abrazos.
    REM

    ResponderEliminar
  27. Gracias bellísima Rem, lo haré!

    Abrazos,
    Frank.

    ResponderEliminar